Tres departamentos firmaron convenio para reactivar una fábrica en el Este

1024 814 Prensa

Se trata de Santa Rosa, La Paz y Lavalle. Anabel Fernández Sagasti estuvo presente y mencionó que fue uno de los ejes estratégicos de la campaña en 2019.

La fábrica de alimentos balanceados de Santa Rosa estuvo 10 años inactiva y volverá a abastecer a productores de toda la provincia. Se calcula una elaboración de 30.000 kg por mes del producto, para caprinos y bovinos.
Flor Destéfanis (Santa Rosa), Fernando Ubieta (La Paz), Roberto Righi (Lavalle) y Marcelo Montoya, presidente de la Comisión Provincial de Sanidad Mendoza (Coprosamen) firmaron un Acta de Acuerdo de Trabajo y Colaboración para producir alimentos balanceados a bajo costo para productores ganaderos.

Sobre el tema la Senadora Nacional comentó que «esta fábrica, es un anhelo que tenían los santarrosinos y se han sumado lavallinos y paceños. Hasta ahora no hubo voluntad de diferentes partes, y cuando Flor fue candidata lo teníamos como estratégico para la provincia. Que hoy se pueda concretar con trabajo y acuerdo con los productores me parece una excelente noticia, en este momento que tenemos que trabajar más que nunca para darle respuesta a los mendocinos que la están pasando mal producto de la pandemia.»

La referente del Frente de Todos dijo que esto es un ejemplo de trabajo para brindar soluciones. “Así que estoy muy agradecida de que la intendenta me haya invitado para ser parte de este convenio y de esta apertura del emprendimiento de la Coprosamen y los municipios que van a poder darle una mano a los productores que es lo que queremos», comentó.

Luego, Fernández Sagasti hizo un recorrido por las obras de saneamiento (renovación y ampliación de la red distribuidora agua potable) que se están realizando con financiamiento del Ente Nacional de Obras Hídricas de Saneamiento (Enohsa) en La Dormida.

La legisladora realizó gestiones similares para la firma del ente con otros dos departamentos, Luján de Cuyo y Malargüe. Parte del Plan Argentina Hace tiene como objetivo llegar a 5 millones de argentinos que no tienen acceso al agua potable, y a 12 millones sin acceso a cloacas.