Trabajadores de Viña y Contratistas: avanza proyecto para que tengan 12 meses de salario y se jubilen antes

Foto: Marcos Doña
1024 684 Prensa

La senadora nacional obtuvo el respaldo de sus pares en comisión y hubo dictamen de tres iniciativas que beneficiarán a estos trabajadores en las provincias vitivinícolas del país.

El dictamen unificado establece un régimen previsional especial para trabajadores de establecimientos viñateros y para contratistas de viña, para que puedan acceder a la jubilación con un mínimo de 57 años, sin distinción de sexo, en tanto acrediten 25 años de servicios, con aportes. Y, por otro lado, amplía las mensualidades de contratistas a todo el año.

Fernández Sagasti agradeció a los senadores y senadoras por apoyar la iniciativa que beneficiará a más 25 mil trabajadores de viña y 3.500 familias contratistas de viña en Argentina. En detalle, la legisladora explicó el contrato laboral atípico del contratista de viñas y frutales, que conforma sus ingresos con una mensualidad que percibe durante 10 meses (de mayo a febrero) y un porcentaje (del 15 al 18%) de la cosecha. Con este proyecto de ley se pretende llevar de 10 a 12 meses los ingresos por mensualidad. Se sabe que en marzo y abril el contratista no recibe mensualidad y en muchos casos tampoco ingresos, ya que el contratista se queda con el 15% de la producción pero acopiadores e industriales no abonan la fruta al contado. “Cuando entregan la uva no se paga en efectivo y de forma inmediata, lo que sucede, es que las bodegas lo reciben sin precio y luego se paga en cuotas al productor. Por ende, el contratista no sabe cuánto le van a pagar y recién en junio o julio le pagan, hay que decir sin pago de cargas sociales o sueldo anual complementario”, explicó la senadora.

Fernández Sagasti apuntó que las cámaras empresariales están totalmente de acuerdo con el planteo, y el Sindicato de Contratistas de Viña hace años está intentando modificar la ley (n° 20.539) para revertir esta situación. “Créanme que hay 3500 familias que viven gracias a este contrato específico de trabajo y están esperando que llegue cierta previsibilidad y puedan acceder a 12 meses de sueldo, aportes patronales y seguridad social”, explicó.

Detalles de los Proyectos

Régimen Previsional Especial para Obreros/as y Empleados/as de Viñas y para Contratistas de Viñas.

1. Tendrán derecho a acceder a la jubilación ordinaria con un mínimo 57 años de edad, sin distinción de género, siempre que acrediten 25 años de servicios, con aportes.
2. Prevé que, si el trabajado hubiere desarrollado de manera alternada tareas propias de la actividad vitivinícola y otras de cualquier naturaleza, se efectuará un prorrateo en función de los límites de edad y de servicios requeridos para cada actividad.
3. La contribución patronal será la vigente al régimen común, incrementada en dos puntos, en razón del nuevo límite de edad previsto por el proyecto para acceder los trabajadores/as a su jubilación, para que esto no genere un desfinanciamiento del sistema de seguridad social.
4. Se fundamenta la creación de este régimen especial, dada la realidad en que se desarrollan estos tipos de trabajos: zonas áridas, al aire libre, prácticamente de sol a sol, soportando las variaciones climáticas y en todas las épocas del año.
5. Se busca beneficiar a más de 25.000 obreros y obreras vitivinícolas, y darle una adecuada cobertura en función de las características, el modo y el lugar del desempeño de su actividad y el esfuerzo/ desgaste físico que demanda al trabajador.

Modificación el Estatuto del Contratista de Viñas y Frutales, sobre la indemnización y la mensualidad.

1. El Trabajador Contratista de Viñas y Frutales, según la Ley Nº 20.589, es una figura laboral atípica, ya que es un trabajador en RELACIÓN DE DEPENDENCIA y SOCIO del Empleador por el porcentaje de la cosecha que percibe.
2. En los casos en que la rescisión del contrato de viñas y frutales se produzca sin causa justificada y antes del vencimiento del año agrícola, el contratista debe percibir la indemnización por antigüedad aun cuando no se complete el primer año de trabajo.
3. El proyecto establece que la remuneración mínima por hectárea y por año definida por la comisión paritaria se abonará distribuyendo dicho importe en 12 mensualidades iguales y consecutivas.
4. Corresponde también al contratista un porcentaje de la producción, que en ningún caso puede ser inferior al 15% ni superior al 19%, deducidos los gastos de cosecha, acarreo y todos aquellos comunes y normales en la comercialización de las uvas y frutas.