Etiquetado frontal y más derechos para contratistas y viñateros

1024 683 Prensa

La senadora nacional Anabel Fernández Sagasti (FdT) celebró la sanción de las leyes que son claves para la salud de toda la población y que reivindican derechos de sectores históricamente relegados.

Anabel Fernández Sagasti presentó en 2016 el proyecto para el etiquetado frontal de alimentos. Ahora, con la sanción definitiva, Argentina se suma a otros países en donde existen este tipo de regulaciones.
“Lo que vamos a tener es información para elegir cómo queremos alimentarnos”, resaltó Fernández Sagasti.
“Se busca que la industria haga un esfuerzo para ofrecernos alimentos más saludables e inclusive hay empresas en otras partes del mundo que han usado como marketing la posibilidad de tener menos octógonos en sus productos” comentó la referente justicialista en relación al mito de que este tipo de regulaciones pudiera generar algún tipo de dificultad para las empresas o en el empleo.
Fernández Sagasti también comentó que, en niños, niñas y adolescentes, está comprobada la influencia de estrategias de Marketing para la decisión alimenticia, por eso la importancia de la regulación de publicidad. “La obesidad y el exceso de peso es uno de los problemas que tenemos en Argentina y afecta también a ese sector de la población”, resumió. Hay que destacar que el etiquetado frontal de advertencia es uno de los ejes principales de la ley, pero no el único, ya que también regula cuestiones sobre la publicidad de alimentos con exceso de nutrientes críticos y también entornos escolares que contribuyan a una alimentación saludable.
Uno de los principales fundamentos para el impulso de esta ley fueron los números que registra nuestro país de casos de enfermedades crónicas no transmisibles que derivan de una mala alimentación y que podrían prevenirse, tales como la diabetes, hipertensión, etc.

 

“Esta Vendimia va a ser un poco más justa”
En relación a la sanción de las leyes que amplían derechos para contratistas y trabajadores de viña, la senadora nacional sostuvo: “Es una satisfacción muy grande haber podido ser un canal para que estos derechos se concreten, más luego de la no obtención de quórum en la última sesión de diputados”.
Lo que se hizo es equiparar los beneficios de los trabajadores agrarios a los contratistas y trabajadores de viña. “Porque también trabajan en zonas áridas, de sol a sol, en todas las condiciones climáticas, durante todo el año, entonces no hay fundamento justo que los excluya de los derechos laborales de acceder a una jubilación anticipada igual que cualquier trabajador agrario», explicó Fernández Sagasti.
Respecto a los contratistas, Fernández Sagasti explicó que a partir de ahora durante 12 meses se harán aportes jubilatorios, tendrán asignación familiar y obra social.
La cámara de diputados también aprobó el Régimen Previsional Especial para Obreros/as y Empleados/as de Viñas y para Contratistas de Viñas para que puedan hacer su retiro jubilatorio a los 57 años.